Somos porque resistimos

Entre el sentir
escuchar
hablar
trabajar
estudiar
entrenar
ser
el 8 de Marzo en todo el mundo, las mujeres, cuerpos gestantes y disidencias salimos a la calle. Paramos el mundo. Si nuestras vidas no valen, que produzcan sin nosotres.

Foto: Gaspar Luna

Por Lucía Héber, para Ósmosis

 

Somos aquellas que silenciaron.
Somos aquellas que maltrataron, que insultaron y que golpearon.
Somos aquellas que durante siglos
nos encontramos a escondidas
para darnos fuerza
llorar
gritar
hablar
abrazarnos
desearnos
ser nosotres mismes sin que haya un prejuicio de la otra parte,
sin que haya una mirada tajante de por qué estaremos haciendo tal o cual cosa.
Somos aquellas que abortamos, porque decidimos.
Somos madres e hijes, abueles y nietes.

Porque por ser nosotres somos menos ante tu mirada.
Porque por no depilarnos nos encapsulan con alguna que otra etiqueta, con suerte, sobre nuestra sexualidad.
Porque alargamos el camino a casa para no pasar por esa esquina oscura.
Porque cuando le abrazas le decís: “avisame cuando llegues”.
Porque estamos hartas de que nos digan que tenemos la culpa de que nos maten.
Porque no queremos juzgar más a aquelles que todavía no pueden/podemos salir de los círculos de violencia, sea con el novie, chongue, amigue, familia, laburo.
No queremos ser más que otre, queremos que sea cual sea tu decisión,
tu palabra
tu gusto
tu ropa
tu nombre
tu sexo
tu sexualidad
tu genero
nos respetemos.
Porque no conseguimos trabajo o vulneran nuestros derechos, nos tenemos que fumar los incontables insultos, prejuicios y violencias machistas,
los despidos,
el menor sueldo,
los puestos más bajos,
la invisibilización dentro de los deportes,
el “¿camionera?, ¿colectivera? na, eso es de machos”.
Porque ya no pienso en la respuesta que le tengo que dar a mi abuela porque no quiero depilarme, pienso en mi vieja que hace dos meses que me está diciendo que el 8 de Marzo va a hacer paro, que está a 1600 km de distancia y que me llena de emoción la idea de que algún día compartamos la misma calle, el mismo cemento bajo nuestros pies, y los mismos gritos de “Ni una menos, vivas nos queremos”.
Por la señora que nos mira desde el balcón emocionada.
Por le niñe que marcha con nosotres siendo niñe y no madre por imposición.
Por les compañeres que el estado mató y mata cada día con su indiferencia e irresponsabilidad.
Porque nos cansó el discurso retrógrado
tener que responder a la etiqueta, a la norma.
Si soy quien soy, quiero serlo porque lo elijo,
quiero amarme y quiero decidir(me),
queremos decidir sobre nuestros cuerpos,
queremos ser
mujer
lesbiana
negre
trans
gorde
puta
trava
y no morir en el intento.

Porque tenemos arraigadas culturalmente las costumbres machistas y no las aguantamos más,
tu piropo no nos alaga,
no nos digan lo que tenemos que sentir,
porque si algo sabemos es que todo eso se puede destruir, podemos desaprender y aprender una y otra vez.
Sabemos de dolor,
sabemos de fuerza,
sabemos de angustias y felicidades.

Pero nos sabemos porque nos encontramos y cada día somos más.
Por las que vienen, por las que estamos y por las que ya no están.
Resistimos
Existimos
Luchamos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s