El Fuego en Fuga

En fuga, animalas sueltas, salvajes en la Ciudad de Córdoba reconstruyen desde lo humano a la Memoria latinoamericana.

Por Oliverio S.P. para Ósmosis

La colectiva transfeminista de teatro callejero Animalas En Fuga realizó el 7 de marzo en el marco del evento RanChada LéSbicA de Tortas en la Calle en Plaza de La Intendencia la obra Cenizas de Memoria, dedicada a la memoria por el feminicidio de 41 niñes en la institución guatemalteca Hogar Seguro Virgen de la Asunción. En el mismo día del año 2017, se realizó una fuga masiva de la institución. Tras regresar les amotinades al Hogar, se les encerró con llave y candado según una clasificación impuesta por la genitalidad: 41 niños en el auditorio del edificio; 56 niñas en una áula más pequeña. La tragedia del día siguiente, cuya responsabilidad es indiscutiblemente del Estado, va más allá del incendio en el que perecieron 41 niñas y adolecentes y dejó marcadas de por vida a las 15 sobrevivientes. La fuga del 7 de marzo no ha sido la primera, ni la última manifestación de internes debido al maltrato por parte de autoridades y educadores en el Hogar. Denuncias, motines y fugas han sido moneda corriente desde su creación.

Según un informe de la OACNUDH en Guatemala, “Durante años, las autoridades estatales no dieron respuestas adecuadas a las denuncias oficiales por negligencia, violaciones de derechos humanos (incluyendo violencia psicológica, física y sexual y trata), malas condiciones de vida y deficiente monitoreo y supervisión en el hogar (…). Varias de estas denuncias habían sido presentadas por niñas que murieron en el incendio varios meses antes de su muerte.

Replicando las palabras de las Animalas: “(…) nos enraizamos y nos convocamos este siete de marzo para que se recuerde el día en que les niñes de Guatemala se organizaron para huir de un estado que dice protegerles, pero les castiga con abusos, explotación, trata, segregación. Para que este relato nos inspire en nuestras propias fugas, que se expanda y que llegue a todas las infancias encarceladas en el mundo, porque esto no es un hecho aislado de este territorio, se repite en serie en todas partes, como circulo vicioso de este adultocentrismo asesino. “

La obra es una explosión de corporalidad humana, de expresividad infantil en un contexto de represión y terrorismo. Tierna y divertida por momentos, y desgarradora, brutal y honesta en su mensaje. Un registro artístico de la experiencia de las víctimas del femicidio. Deja en claro que el sufrimiento es una verdad latinoamericana y universal, que somos todes presa de la injusticia y está en todes la responsabilidad de asumir la lucha contra el sistema sin importar su forma. Las Animalas, merecedoras de un aplauso de pie, repetirán la obra en más ocasiones así que invitamos a que las sigan en su cuenta de instagram.

No fue el fuego, fue el Estado.

Nos duelen 56.

Terrorista es el Estado, no quien tenés al lado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s